Continúa la permanencia pacífica en la SAF

En lucha contra el vaciamiento de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF), los trabajadores confirmaron la continuidad de las medidas de fuerza y reafirmaron los reclamos por la reincorporación inmediata de los compañeros despedidos. 

¡Ni un paso atrás! Los brazos ni las banderas se bajan. Esa convicción mantienen los compañeros del organismo nacional que trabaja con las familias agricultoras y las economías regionales.

Es una institución estatal que cumple una función social fundamental, ya que entre otras cosas, brinda asesoramiento y herramientas para que las pequeñas familias de productores puedan salir adelante en contextos verdaderamente desfavorables y limitados.

Lamentablemente, al Gobierno no le interesa en lo más mínimo cualquier forma o instrumento que sirva para poner los recursos del Estado al servicio del pueblo, por eso sigue adelante con el desguace de organismos estatales productivos, reduciendo presupuestos, recortando tareas y puestos de trabajo por doquier.

La SAF es uno de las tantas reparticiones que padece en carne propia el sistemático y neoliberal achique del Estado. Con la salvedad que cuenta con trabajadores organizados en un gremio que no piensa retroceder ni permitir el avasallamiento de derechos y reivindicaciones conquistadas.

De esta manera y dentro de las medidas programadas, los compañeros del sector y representantes del Consejo Directivo Provincial de ATE realizaron anoche una olla popular en las inmediaciones de la SAF, exigiendo a la patronal que cese con el ajuste y les devuelva el trabajo a sus compañeros injustamente despedidos.

Precisamente, según confirmaron los trabajadores, durante la mañana de este miércoles 5 de septiembre, las medidas de fuerza continuarán con un feriazo en las puertas de la SAF, en sintonía con la jornada de lucha nacional (semillazo) que se realizará en todo el país para rechazar el proyecto de ley de semillas que impulsa el Gobierno.