La Legislatura se convirtió en una escribanía del Ejecutivo, en contra de los trabajadores

La noche de este jueves 20 de septiembre quedará en los anales de la historia por haberse escrito este día una página más contra los derechos de los trabajadores.

La legislatura una vez más ayer se convirtió en la escribanía del gobierno provincial, con la ausencia de todo el arco opositor, y la atenta mirada de algunos ministros del Poder Ejecutivo, el bloque de senadores oficialista más la ayuda de sus socios, aprobaron unilateralmente la modificación del régimen disciplinario del empleado público (decreto ley 560) avasallando  toda legislación provincial, nacional, e incluso las normas de la OIT que aluden a la negociación colectiva de los trabajadores.

ATE Mendoza, que ostenta la representatividad de los trabajadores del Estado, no fue convocado, ni escuchado en las reuniones previas a tratar el proyecto en el recinto. El pez por la boca muere: el propio senador del oficialismo que presentó el proyecto anunciaba que al menos 700 trabajadores están en condiciones de sancionarlos, es decir el despido.

El vallado y los policías completaron la escena, adentro 20 senadores decidían la suerte que correrían miles de estatales y afuera los trabajadores se movilizaban en defensa de sus puestos de trabajo y contra la este nuevo atropello del gobierno que se estaba produciendo.

En la puerta de la legislatura nuestro secretario general Roberto Macho arengaba a los compañeros que se manifestaban: hoy más que nunca, ratificamos el paro y movilización del martes 25 de septiembre a las 10.30hs, en el KM 0 (San Martín y Garibaldi) debemos ser miles en la calle, encolumnados detrás de las banderas de lucha, contra el ajuste, contra los despidos, y en contra de la flexibilización laboral.