Necesitamos conformar un frente de unidad de lucha contra la reforma laboral

Esta fue la postura que nuestro gremio manifestó ayer durante el Seminario Debate ¿Hacia dónde nos llevaría la reforma laboral?, realizado en el aula 9 del BACT (Bloque de Aulas Comunes Tecnológicas), de la UNCuyo, junto con interesantes disertaciones que compartimos. 

Las exposiciones se dieron a través de dos paneles, uno legislativo y otro sindical, seguido de un completo debate que sirvió para intercambiar ideas y posturas frente al proyecto de reforma laboral que atenta contra los derechos laborales de todos los trabajadores.

Una de las conclusiones que arrojó el seminario puntualizó que las centrales obreras no deben esperar a que este proyecto de reforma se materialice, sino que tienen que discutirlo en asambleas, analizando los perjudiciales efectos que ocasionará en las condiciones de trabajo de todos los sectores, junto con los posibles planes de lucha a desarrollar.

En este sentido, Roberto Macho, secretario gremial de ATE, plasmó el mandato de nuestras bases en el cierre del debate, centrado en el llamado a la unidad en la lucha por la defensa de los derechos de la clase trabajadora:

“Desde ATE nos tomamos el trabajo de hacer asambleas en toda la provincia, confluyendo en un plenario general de delegados, congresales y juntas internas de todos los sectores que representamos, donde resolvimos medidas a seguir frente a las políticas de ajuste del Gobierno.

Para nosotros, la reforma laboral es mayor precarización, flexibilización, privatización y tercerización de servicios dentro del Estado. No cabe la menor duda, que es una vulneración total de los derechos conquistados.

Es la movilidad de los trabajadores en las calles, la herramienta que nos permitirá defender las reivindicaciones conseguidas y lograr el cumplimiento de los acuerdos alcanzados, frente al disciplinamiento de la clase obrera que quieren impartirnos.

Cumpliendo el mandato de las asambleas, les digo que acá nadie se va a salvar solo. Necesitamos hacer un frente en común para determinar un plan de lucha concreto que perdure en el tiempo y nos lleve a torcer la reforma laboral. Los sindicatos y organizaciones que queremos cambiar la realidad, debemos integrar un frente de unidad contra las reformas y ajustes que buscan imponernos.

ATE tomó la iniciativa y en asamblea general, los trabajadores decidieron comunicar el estado de asamblea y movilización permanente en todos los sectores (municipales, provinciales y nacionales). Con un frente de unidad, tenemos que poder lograr determinar un plan de lucha conjunto que nos lleve a un PARO GENERAL consecutivo para derrotar el ajuste y las reformas del Gobierno”.