Ni achique, ni reforma del Estado

Manifestamos nuestro enérgico repudio a la aplicación de la reforma laboral en el Estado Nacional que se materializa en amenazas concretas de despidos a miles de trabajadores contratados y precarizados.

“Para nosotros, la reforma laboral es mayor precarización, flexibilización, privatización y tercerización de servicios dentro del Estado. No cabe la menor duda, que es una vulneración total de los derechos conquistados”, manifestó al respecto nuestro secretario general, Roberto Macho.

Extendemos nuestro repudio también a aquellos cómplices que llevan adelante estas prácticas en desmedro de la clase trabajadora argentina y confirmamos que el día 6 de diciembre realizaremos una huelga general en contra de esta reforma laboral: ¡vamos a luchar para evitar cada despido!

De esta manera, “el miércoles 6 de diciembre pararemos en todo el país. Los organismos nacionales cuentan con esta herramienta que es ATE, un sindicato que está presente y respalda la lucha de los trabajadores en forma permanente”, puntualizó el referente gremial.