No aceptamos aumentos en negro

La reapertura de paritarias estuvo hoy marcada por la negativa general que nuestro gremio manifestó en las mesas de negociación colectiva de la Subsecretaría de Trabajo, frente a las ofertas irrisorias que el Ejecutivo presentó para los sectores de Salud y Administración Central. 

Si bien se elevaron propuestas diferentes que no contemplan las verdaderas necesidades de los trabajadores, ATE por un lado confirmó la voluntad de continuar avanzando en la construcción del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) para el régimen 15, mientras que por el otro, reafirmó el pedido de recomposición salarial de 17% para este tercer trimestre del año y no aceptó el pago en tres cuotas de un 14% de aumento para 2018.

“En el acta firmada a fines del año pasado, nosotros habíamos pedido que el aumento salarial del próximo año se hiciera por CCT y no por ofrecimiento de un bono con una suma fija en negro. Nosotros vamos a rechazar todos los aumentos que haya por bono en diferentes sectores, porque aumentos en negro no aceptamos”, explicó Mihail Zagorac, secretario gremial de ATE.

El representante sindical comentó además que nos reuniremos en comisiones técnicas para estudiar el modo de avanzar sobre el CCT del régimen 15. Una vez que esto pase y lleguemos a la elaboración de una propuesta significativa, la bajaremos a las bases, quienes decidirán si se acepta o no.

 

Rechazo central

Este miércoles 29 de noviembre tuvimos también la primera audiencia paritaria de Administración Central, donde el Gobierno propuso un bono de $5.000 de acuerdo a la cláusula gatillo del último trimestre del año, sumado a la discusión salarial del año 2018. 

“Desde ATE, rechazamos ambas propuestas. Primero, porque nosotros queremos discutir un porcentaje salarial que vaya al básico de revista, en blanco y bonificable. No aceptamos acordar un bono. Si el Gobierno quiere entregar un bono, por una cuestión de liberalidad propia, que lo haga. Pero nosotros estamos discutiendo un porcentaje salarial para el último trimestre, que respete la decisión de los plenarios que se hicieron en ATE para la Administración Central, los cuales unificaron un 17%, en consonancia con lo que también dispusieron los compañeros de Salud y Desarrollo Social”, detalló Joaquín Tolosa, miembro de la Secretaría Gremial de ATE.

Segundo y con respecto a la discusión salarial del año 2018, “nos parece totalmente insuficiente un 14% en tres etapas. Creemos que está muy por debajo de lo que se tiene que recomponer el salario. Entendemos que hay una perdida adquisitiva importante durante este año, que no se va a lograr reestablecer para el año próximo con un porcentaje engañoso de 14%, que si lo anualizamos representa un 10% al día de hoy. Por lo cual, fue rechazado en la mesa”, concluyó el representante sindical.