¡Vamos a seguir en la calle, luchando por los derechos de los trabajadores!

Frente a los embates judiciales que el Gobierno utiliza para amedrentar nuestros reclamos, desde ATE y CTA Autónoma Mendoza reafirmamos nuestras convicciones sindicales y aseguramos que continuaremos manifestándonos contra las políticas de ajuste que quieren avasallar los derechos y conquistas de la clase trabajadora.

La imputación y elevación a juicio de Roberto Macho, secretario general de ATE, son por defender a la clase trabajadora, dentro de las luchas que dimos por la paritaria 2016.

“No nos sorprende, porque hay una ola en la República Argentina de criminalizar la protesta y llevar a los dirigentes sindicales o sociales presos. Sin ir más lejos, podemos ver cómo han tomado dos o tres dirigentes sindicales corruptos y los han detenido. Pero no todos los dirigentes somos iguales”, indicó al respecto nuestro referente gremial. 

Vale aclarar que durante ese mismo año, solicitábamos el pase a planta de más 2.600 compañeros que trabajaban en negro en el Estado. Es decir, que el primer evasor era el gobierno de (Alfredo) Cornejo.

“Luego de concretar un plan de lucha pudimos lograr el pase a planta de 1.500 compañeros. Es decir, que la lucha valió la pena. Incluso, comprendiendo que el Gobierno, al no tener políticas de Estado para mejorar los sectores y condiciones de trabajo, opta por criminalizar la protesta para acallar los reclamos”, consideró Roberto Macho.

Además, dentro de este perverso proceso aparece la mano de la “Justicia”, con la cual se lo imputa junto a otros dirigentes como Raquel Blas (Partido Obrero) y Federico Lorite (SITEA) por un corte de calle, basándose en el artículo 194 del Código Penal.

No obstante, “si se respetara ese artículo de la misma manera para todos los ciudadanos, seguramente el gobernador de la provincia y el intendente de la capital tendrían que estar imputados, ya que si mal no recuerdo, ellos participaron de varias marchas en la calle cuando aún no eran gobierno. Pero según parece, la justicia es sólo para algunos. Mientras en nuestro país nadie va preso por ser corrupto, a otros los llevan detenidos por cortar una calle y manifestar que hay trabajadores en negro”, remarcó el secretario general de ATE.

Lo que si nos llama la atención es que cuando uno tiene una causa penal, figura dentro de un expediente que involucra también a más de un imputado, el expediente se cae cuando se sobresee por alguna razón a uno de ellos. Pero no se deja imputados a algunos y se deja sobreseídos a otros por un mismo delito, porque existe una evidente incompatibilidad lógica y ética dentro de todo esto.

De todas maneras, “desde ATE y CTA Autónoma Mendoza reivindicamos que vamos a seguir luchando como siempre lo hemos hecho, en la calle, en las paritarias y en cualquier frente que se presente, para manifestarnos contra las políticas de turno que pretenden flagelar los derechos de la clase trabajadora”, puntualizó Roberto Macho, luego de aclarar que “no nos da miedo la elevación a juicio, ni nos va a disciplinar este brazo de la Justicia, íntimamente relacionado con el poder político de turno. No encontramos explicación sobre las imputaciones por hacer valer el derecho de libertad sindical y social de poder expresarse en la calle”.