VERGÜENZA AJENA

El llamado a elecciones en nombre de la CTA Autónoma, por parte de un sector minoritario dentro de la central obrera, tuvo todos los ingredientes de un brebaje repugnante, se mezclaron intereses partidarios, personales y hasta económicos; nada más alejado de las necesidades que tienen hoy los trabajadores.

La “elección” del 28/6 fue confabulada por acuerdo entre Yasky-Micheli, y  contó en Mendoza con la anuencia del Partido Obrero representado por Raquel Blas, en un intento desesperado de poder ostentar algún sello luego de ser desplazada, del cargo que tenía en ATE, por un Congreso de trabajadores.

Con maniobras y acusaciones mutuas de todo tipo quedo en evidencia una gran pantomima entre las agrupaciones verde-blanca y naranja para ungir a estos últimos como los “ganadores”  en una “elección” con lista única, además de ilegal, ilegítima y de dudoso padrón. La ausencia en esta “elección” de todos los sindicatos y de la mayoría de las organizaciones sociales que componen nuestra CTAA  nos demuestra que representarán a una organización vacía en todo los aspectos, solamente un sello.

Repudiamos esta actitud de parte de la facción “naranja” del Partido Obrero; desconocemos la “elección” y puesta en escena del día 28/6;  por lo tanto resulta nula y sin el consentimiento de nuestra central de trabajadores, a la vez que rechazamos  la inaceptable actitud de aprovecharse de los trabajadores con un fin político partidario.

Con orgullo podemos afirmar que el lunes 25/6, en la jornada de paro nacional, pudimos encabezar una columna independiente con sindicatos, organizaciones sociales, colectivos de mujeres  y mendocinos que se identificaban con nuestras banderas de lucha.

Reafirmamos las decisiones  de las  asambleas de delegados con mandato de sus bases: reapertura de paritarias, aumentos salariales en blanco al básico de revista, pase a planta de contratados y prestadores, implementación de los concursos, modificación de ley nº 5.126, Convenio Colectivo de Trabajo para la Administración Central, tratamiento de la segunda parte del CCT de salud y D.Social, reincorporación de los despedidos, rechazo a los tarifazos y al acuerdo con el FMI.

Llamamos a votar en elecciones libres y democráticas para el próximo 8 de agosto y recuperar la mística que nos llevó a formar nuestra CTAA, con debate, unidad, organización y lucha, que ponga por delante el fortalecimiento del movimiento obrero en un contexto donde resulta fundamental para enfrentar a las políticas de ajuste que sufre el pueblo argentino.