Municipales de Capital salen a las calles a pelear por un salario digno

Trabajadores del municipio capitalino se organizan tras las filas de ATE para defender sus derechos y ganar las reivindicaciones que necesitan. La desidia de una patronal que hace oídos sordos a los reclamos, desencadena la profundización de un conflicto que promete intensas jornadas de lucha.

Hace 5 meses que los Municipales de Ciudad vienen realizando asambleas en distintas áreas de trabajo, ya que el 80% del personal está por debajo de la línea de pobreza y la mitad de ellos no llega siquiera a tener un sueldo de $15.000.

Mientras tanto, “en la Capital de la provincia tenemos funcionarios y sindicalistas millonarios, como son los del SOEM, quienes también forman parte del Gobierno. En el año 2018 firmaron acuerdos en baja, con un aumento del 19% que quedó relegado por una inflación que superó el 50%. En cambio ahora, han firmado acuerdos paritarios con incrementos del 30%, totalmente desfasados con la realidad que vivimos hoy y con una base de cálculo de miseria durante el año pasado. Por eso, los trabajadores Municipales de Capital exigen una recomposición salarial del 30% para el año 2018 y la aplicación de la cláusula gatillo para 2019. Un año donde la inflación superará claramente el 55%”, detalló Roberto Macho, secretario general de ATE Mendoza.

No obstante, la patronal hace oídos sordos a las tratativas y presentaciones que nuestro gremio realizó para sentarnos a paritar. Por ende, “anunciamos un conflicto que comenzará mañana, miércoles 4 de septiembre, con retenciones de servicio en todos los sectores de trabajo de la Municipalidad de Capital. Durante el mediodía los trabajadores también desarrollarán una asamblea en Plaza San Martín, que luego culminará con una marcha por las calles de Mendoza”, destacó nuestro secretario general.

Además, según confirmó el referente sindical, el conflicto se profundizará con el correr de los días, hasta que podamos cambiar la realidad de los trabajadores, a través de la obtención de un salario digno como merecen y necesitan sus familias.

Otro reclamo fundamental consiste en la duplicación del pago de las horas extras que realizan los trabajadores, ya que actualmente están en $60. Valores muy atrasados con respecto a otros municipios de la República Argentina.

Frente a la posibilidad de recibir un bono, “los trabajadores han decidido que no quieren pan para hoy y hambre para mañana. Porque un bono se otorga por única vez y se termina de forma inmediata. Los Municipales quieren un salario genuino, como lo conseguimos en otros municipios, donde ATE firmó recomposiciones salariales para 2018 y cláusula gatillo para el año en curso. En estos momentos es Rodolfo Suárez, intendente de Ciudad y candidato a gobernador, quien no quiere firmar esta reivindicación laboral para los trabajadores Municipales”, aseveró Roberto Macho.

Dentro del contexto electoral que transitamos, tanto trabajadores como ATE no quieren incidir, pero este conflicto emergente lleva 5 meses sin soluciones. “Por eso y más allá de los aprietes, amenazas y recortes de salario que han recibido, los trabajadores van a salir a las calles a pelear por sus salarios, que no alcanzan siquiera para cubrir la canasta familiar. Somos conscientes del contexto de hambre de los compañeros Municipales, con funcionarios y sindicalistas ricos, pero con trabajadores muy por debajo de la línea de pobreza”, concluyó el referente gremial.

 

También te podría gustar...

1
Hola, En que podemos ayudarte
Powered by